Lindas Imagenes de Agradecimiento a Dios Por Mi Familia

La familia es pieza fundamental y célula de la sociedad. El poseerla es un regalo y don divino que es nuestra responsabilidad el protegerla y valorarla, así como el poder que Dios nos otorga para procrear. El contar con una familia nos ayuda a saber que no vinimos a esta tierra para permanecer solos, se nos da la oportunidad de progresar y ayudarnos unos a otros.

Imagenes De Agradecimiento A Dios Por Mi Familia Los Amo

Gracias Dios Por Mi Familia, los amo mucho, tu eres nuestras fuerzas, nuestra esperanza

En las Imagenes de Agradecimiento a Dios Por Mi Familia, podrás constatar que todo lo que nuestro Padre Eterno nos da es bueno y con un propósito en especial. Ya sea que sean una familia numerosa o pequeña, o quizá se encuentre desunida en el tiempo, siempre tendremos una familia, aún así no la veamos con nosotros, más adelante Dios nos recompensará y nos dará lo que ahora nos falta.

Para conservar y ayudar a nuestra familia a permanecer unida, es importante establecer días de recreación y también reuniones amenas, donde compartan sus inquietudes y opiniones. Ante cualquier problema o decisión importante, es vital incluir a los hijos en cada una de las deliberaciones. Muchas familias llevan a cabo pequeños Consejos o reuniones un día a la semana, oran juntos y se preocupan tanto por su bienestar temporal y espiritual.

Imagenes De Agradecimiento A Dios Por Mi Familia Por Protegernos

Recuerdo que en mi familia, cuando yo era pequeña, se realizaban estas reuniones. Salíamos muy felices y edificados, ya no había lugar para discusiones ni peleas, los rencores se esfumaban. Si es que se pone el empeño de hacerlo, siempre habrá un tiempo disponible y en el que todos puedan llegar. Es algo que con el tiempo devolverá buenos frutos y estarán protegidos ante la maldad y las disputas.

En muchas ocasiones, nos vemos afectados por la falta de recursos, economía, ya sea por la pérdida de empleo o crisis. En cualquiera de esos casos, se nos presenta la oportunidad de implantar nuevas ideas, de emprender u otra solución buena que convenga a la familia. Es una oportunidad divina de progresar como familia.

Asimismo, Dios permite que ocurra a fin de ser más humildes. En todo caso, también podemos estar prevenidos para tales situaciones, almacenando constantemente alimentos que podríamos necesitar en tiempos de necesidad. Es verdad, no podemos saber qué ocurrirá en el futuro, así que una familia prevenida, es una familia protegida, es preciso hacer lo que se pueda, el esfuerzo que nos permita, y el resto lo pondrá Dios.

Por otro lado, podemos cometer el error de juzgar y dar la espalda a aquel miembro de nuestra familia que en cierto modo, nos ha decepcionado. Pero, si recordamos o analizamos, Dios no nos da la espalda a pesar de nuestros tantos errores, al contrario, Él nos abre los brazos de bienvenida y amor cuando solemos ir en Su busca y volvemos a la senda.

Imagenes De Agradecimiento A Dios Por Mi Familia Es Una Bendicion

Lo mismo se espera de nosotros, todos tendemos a equivocarnos, y es precisamente el momento en el que necesitamos de amor y comprensión de nuestros seres queridos. Al tener hijos adolescentes, puede resultar muy común este tipo de problemas. Es precisamente en esa edad en el que suceden cambios, y es necesario brindar mucha comprensión y sobre todo amor, no se debe condicionar lo que sintamos a sus acciones.

Es importante tratar de cuidar el orden familiar que Dios ha instituido desde el principio. Cambios de toda índole están surgiendo ahora, pero no dejemos que el verdadero sentido y valor de ella se pierda. Los hijos que lleguen a esta tierra, necesitan crecer en un ambiente adecuado de unión y con amor tanto paternal y maternal. Es un modo, de gratitud hacia Dios, el valorar a nuestros seres queridos como se requiere.

No hay nada más que pueda reemplazar el tiempo que podemos pasar con los que amamos. Los hijos, en especial, necesitan de mucha atención y cuidado, y el tiempo invertido vale la pena totalmente, y no hay valor que se le pueda comparar el ver a un padre jugando a la pelota con su pequeño. O una conversación amena y de confianza de madre a hija mayor.

Sea cualquiera el caso, nunca es tarde de volver a empezar, nada más recordemos que los hijos crecen muy rápido y el tiempo también hace lo suyo. Aprovechemos los recursos que tengamos y este tiempo para disfrutar más con ellos y ayudarlos a mantenerse de pie por la vida. Ni el trabajo, ni el dinero nos devolverá el tiempo perdido para recuperar el amor de nuestra familia. El tiempo es ahora.

Así que hay tanto que agradecer a Dios, y es mejor cuidar lo que se nos fue otorgado. Estas Imagenes de Agradecimiento a Dios Por Mi Familia nos dan la razón, así que comparte tu amor cada vez que puedas y perdona, que la paz y unión los acompañe siempre.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. teresa dice:

    Me parece que son de gran bendicion y de verdad que ayudan a estar mejor gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *