Maravillosas Reflexiones Para Una Mujer Embarazada

Toda mujer que es madre sabe la magia que encierra el hecho de convertirse en madre, ese anhelo que todas las mujeres llevan dentro de ellas por ello hoy te traemos estas Reflexiones Para Una Mujer Embarazada.

Tener un bebe es lo que toda mujer en algún momento de la vida deseamos tener y cuando ese día  llega es  una emoción que te deja sin palabras, que llena tu corazón de alegría y hace que tu vida se llene de amor, disfruta tu ser madre.

Reflexiones Para Una Mujer Embarazada

Reflexiones Para Una Mujer Embarazada 2

Ahora veamos una historia que te ayudara a reflexionar, sabes en ocasiones hay vivencias que provocan una extraña sensación y reacción, tal vez es porque el hecho de traer un bebe a este mundo te da alegría pero también empieza a llenarte de miedo y angustia por los cambios que puedan traer.

Aquí te muestro una historia de una Mujer que paso por horas y días tristes que tal vez ella nunca hubiera deseado, que aun a pesar de querer a su bebe también el miedo la invadió y no tubo los cuidados adecuados.

Ella es una mujer y me la contó así. Yo era una mujer muy joven, normal y trabajaba mucho pero de repente un día descubrí que estaba embarazada ahí empezó mi alegría mezclado con el miedo pero aun a pesar de eso estaba muy feliz porque iba ser mamá por primera vez, seguía con su vida normal, seguía trabajando y estaba preparando todo para la llegada del bebe, así pasaron los meses.

Lamentablemente no tuve los cuidados debido, tampoco preste atención a ciertas alertas, porque empece a sentir molestias, pero lo peor fue que cuando fui al doctor que estaba controlando mi embarazo y le dije lo que sentía el solo me dijo que no me preocupara, le creí y continué mis días normal hasta que empezó la tragedia porque empece a sentir  mas molestias y me desespere, fui al doctor que me atendía pero el al ver lo grave de la situación solo dijo que no podía atenderme que me fuera aun lugar mas especializado, desesperada fui y a otro doctos ahí me hospitalizaron, tenía  4 meses y 20 días de embarazo.

Al ver que era una situación grave, en ese momento sentí que mi vida no valía al escuchar decir al doctor que el liquido amniótico se estaba vaciando y que lo único que quedaba era esperar que el corazón de mi bebe dejara de latir, solo tenia que esperar que el por si solo falleciera, porque ya no se podía hacer nada, no se podía evitar que el liquido dejara de vaciarse.

Dime que madre puede aceptar que su bebe se muera sin poder hacer nada, en ese instante quería gritar, morirme junto a mi bebe, le rogaba y suplica que por favor el se salvara, pero no se pudo, miraba como los doctores y enfermeras me controlaban para poder estar listos para sacarme a mi bebe cuando ya dejara de vivir, fueron horas de inmenso dolor.

Le preguntaba al doctor si me bebe estaba sufriendo el no me contestaba solo me decía que ya nada se podía hacer por el que lo entendiera, así pase un día hasta que mas menos a las 2 de la mañana sentí un dolor intenso como si me dijera ayúdame mamá, el doctor entro y me dijo ya es hora las enfermeras sala de operación y me inyectaron algo que simulo como si mi bebe estuviera naciendo y así después de horas desperté y mi bebe ya no estaba, desde ese día entre en una depresión, fue tanto dolor que  quería que el tiempo retrocediera.

Lloraba y lloraba sin parar, miraba todas las cosas que había comprado a mi bebe, tuve que pasar por largo proceso de recuperación, pero lo mas fuerte fue que desde entonces me quede con la obsesión de querer tener un bebe, veía a la gente embarazada y me llegaba una nostalgia que a diario rogaba a Dios que me de la dicha de ser mama, guardaba en mi corazón ese dolor por haber perdido a mi bebe.

Después de muchas veces de ir al doctor que me decía que estaba muy ansiosa que me calmara, la verdad fue un largo proceso de tratamiento tanto psicológico como físico, sufrí mucho para que llegara el día en que volviera sentir la dicha de ser madre, aunque fue largo ese día llego.

Un día de repente empece a sentirme un poco mal y pensé que seria algo malo y solo atine fui al doctor y nos dijo a mi esposo y a mi que estaba embarazada, fue un momento de mucha felicidad y dicha y hice todo lo que el doctor me decía, me cuide mucho y me asegure de que me atendiera un profesional calificado.

Así disfrute cada día a cada instante de mi embarazo que no tenia ningún malestar disfrutaba con cada movimiento que daba mi bebe como nunca hasta el día en que mi bebe y yo nos conocimos y fui la mujer mas dichosa de este mundo y hasta ahora que día a día me siento feliz por de haber tenido una bebita muy hermosa.Se que estas Reflexiones Para Una Mujer Embarazada sera una buena forma de hacerte recapacitar o pensar.

Ademas de esto te puedo decir que así como aquella mujer protagonista de esta historia aveces nos confiamos, no nos cuidamos adecuadamente y no tomamos en serio las alertas pero lo peor es que aveces nos atendemos en un mal profesional, por ello toma consciencia que tu bebe depende de ti que tienes que estar bien tu para que el este bien, ademas tienes que cuidarte y seguir recomendaciones de un buen y calificado doctor, ama a tu bebe y espero que sea de tu agrado estas Reflexiones Para Una Mujer Embarazada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *